lunes, 4 de febrero de 2013

Sin palos al muñeco


Sin palos al muñeco, que ya cobró bastante. Me dijo. Así debe salir la crónica. Y así sale, jefe. Aquí todo es verdad, menos alguna cosa.

1 (Uno)
Amelia Díez Benlliure (Foto de FB)

Cuando los desatados del ladrillo, hoy ociosos, descubran el potencial económico que supone editar poesía, la cosa puede cambiar. Amelia Díez Benlliure ya lo sabe. Ella, que sabe de números, decidió arriesgar su capital en este negocio antes de que las preferentes se lo merendasen. Y así nació Urania. Amelia está feliz de que naciera. Nos dijo que hay un comité de 5 sabios lectores y que solo se publica un libro cuando 4 dicen sí. Caras de asombro. Esto dijo, en Libertad 8, el 28 y lunes. Añadió que ha tenido la suerte de que 3 de los primeros editados sean además amigos.


Amando Carabias y Eloy Sánchez
en Libertad 8 (Foto de FB)
Dos de ellos, Amando Carabias y Eloy Sánchez, se presentaron mutuamente sus libros. Con sencillez, con respeto. Tanto, que Eloy confesó no haber leído aún Quizá un martes de otoño, de Amando. Tal vez ya sepa que es un largo poema sobre el desasosiego que acompaña al día (un día como tantos), que el poema se fragmenta según los tramos horarios, que el pulso poético de Amando es capaz de mantener la tensión del dolor, del llanto y el desaliento hasta las 3:28 de la madrugada siguiente, último poema, donde ya se atisba la calma, el sendero de la esperanza. Un tema arriesgado ese, Eloy. Después habló Marcelo Díaz, manchego que habita Castellón. Urania le ha editado – magníficamente, por lo que vimos- un libro de poesía infantil, Poemas del aire y del mar, sobre el que habló largo. A continuación presentó Sin cie(l/n)o, poemario editado por Huerga y Fierro. Es buen poeta. Con alto concepto de lo que es ser poeta. Al final desencadenó una pequeña tormenta de opiniones al criticar una frivolidad poético-editorial de García Montero. No esperaba que voces de la sala salieran en defensa del granadino. Debió creer cierto ese dicho del mundillo: Unos contra otros y todos contra Luis. Parece que no lo es.  

Paloma Corrales y Jaime Alejandre (Foto de Maxi Rey)
2 (Dos)

Paloma Corrales se hizo hazversa por méritos propios el 29 de enero. Esto de los Hazversarios es una orden poética muy definida. Jaime Alejandre es su enjuto maestre. Se reúnen los últimos martes de mes. Ya han sido anunciados los que ingresarán en ella durante el año presente y la primera ha sido Paloma. Correspondió con creces al honor. Ella, que posee una modo de escribir austero, insinuante, lleno de espacios para el lector, temía el momento. Temía sencillamente. Pero leyó desde la decisión, desde el convencimiento de que su poesía es su poesía. La suya. Y no es un juego tautológico. Es la poesía que desea escribir y que sonó cierta, comprometida, valiente. Así, el sabio, suave, discurso de una guitarra amiga; su voz, grave como un susurro desobediente: los poemas, unos poemas que narran lo todavía incompleto: lo que la vida arriesga y lo que nos debe; el bosque vivo de los oyentes y su silencio intacto (junto al ángel que a veces sobrevuela) lograron que nos pareciera escaso el tiempo de la lectura. De gran intensidad.
Paloma Corrales y Elvira Daudet
(Foto de Maxi Rey)
Buena parte de los poemas han sido recogidos en el pequeño libro que suele editarse para la ocasión por Cuadernos del Laberinto y el Café Comercial.  Aquí puede verse todo, está grabado. De los alrededores del acto cabe reseñar: los poetas Ana Montojo y Paco García Marquina impidieron a este redactor la toma de notas durante el acto y le obligaron a la ingesta de alcohol posteriormente. Quede clara la denuncia. Elvira Daudet, primera mujer hazversa, fue testigo de todo, cómplice y advertencia. Maxi Rey conminó a este redactor a llegarse hasta Los Diablos Azules para charlar, a las tantas, con Toño Benavides. Quede claro la peligrosidad de este trabajo. Tan deleitoso en la escucha.

Miguel Losada,, impulsor
de Los Viernes  de la Cacharrería
3 (Tres)

Lo evidente del riesgo hizo aplazar hasta el viernes 1 del 2 las nuevas salidas. Pero lo de La Cacharrería del Ateneo tomó pronto forma de abismo. Estaban anunciados por Miguel Losada cuatro poetas, de los cuales desconocíamos. Las apreturas de horarios del Ateneo hizo que se comenzase en una sala, que a medio recital se trasladase al salón principal y que después del timbre de las 10,45 se anunciase el desplazamiento de todos hasta los subterráneos del Café León. Demasiado. Unos goliardos llamados Julio Espino, Sebastián Fiorilli, Marc García Arnau y Carlos Ávila hacen, tal es su oficio, espectáculo de, por, con, cuando, so,……., tras la poesía. Provocación, ingenio, complicidad, algo de monólogo, algo de café-bar, algo de zorongo alegre, una cosa así como el vituperio de las formas trascendentes, un gusto por el desparpajo, la perfor por la perfor, el azar de lo contagioso, la no limitación de los afanes noctívagos, el viejo asunto del discurso poético como excusa para esperar la suciedad del alba. La gente sonreía o reía, bebía. Lástima que, por la crisis, el jefe haya prohibido los taxis. Lástima que el metro de Madrid cierre a la una y media.    

:::::::::::::::

Dentro

Has querido vivir 
dentro 
esperando el milagro 
y en las palabras 
dentro 
y en las caricias 
dentro 
y dentro se prolonga
en una colección 
de muñones precisos.

        Paloma Corrales

12 comentarios:

La Solateras dijo...

¡Qué fama me pones, Paco! Me hundes socialmente. Te lo perdono.

Besos

Isolda dijo...

Así ha salido, sin palos al ñuñeco... me ha encantado tanta crónica y tan bien reogida, a pesar de lo duro que es ir de un sitio a otro!
Confirmo todo lo que has dicho, sobre el Uno y el Dos (del Tres desconcozo) Felicito a todos, a ti el primero por recogerlo y en especial a la valiente Amelia. Besos poéticos.

fcaro dijo...

Querida Ana,aquí estoy yo para salvarte. Sabed que todo lo dicho es un simple recurso retórico, lo que pasa es que corresponde exactamente con lo que pasó. Alguien me dice que hable del tabaco, que hable del fútbol. Pero yo no.

Alacena roja dijo...

Gracias por la crónica, ha habido un momento que he pensado que estaba allí.

Qué preciosidad de foto la de Paloma y Elvira!!!!

La que está de enhorabuena es la poesía

Amelia Díaz dijo...

Magníca crónica.
Gracias por tus palabras.
Las mías, por supuesto, fueron totalmente veraces. En cuanto al equipo de valoración y en cuanto a todo. Mi apuesta por la poesía es así.

Un abrazo.
Amelia DíAz

fcaro dijo...

Estoy contigo en la dureza del trabajo. Isolda, te puedo asegurar que lo del tres fue muy parecido a la impresión que se trasmite.

fcaro dijo...

Luisa, estoy contigo en lo de la foto. A veces es imposible ocultar la felicidad.



Paloma Corrales dijo...

"en una colección de muñones precisos" Precisos, Paco, que no cortados. ¿Tengo que hablar con el jefe? Un besazo y un millón de gracias.

fcaro dijo...

Amelia,la croniquilla trata de reflejar lo que pasa. Lo de los cinco sabios pasó. Y lo de tu ilusión por editar era tan evidente. Se te veía feliz. Imposible no sentirse cómplice.

fcaro dijo...

Paloma, a veces me cuesta precisar. La tentación de cortar es evidente, aunque imposible hacerlo con lo ya cortado.
El jefe es mi responsabilidad. Te sé de vuelta.

Amando Carabias María dijo...

Acabo de llegar (tarde, como siempre) a esta reseña. Gracias por tus palabras. La semana como siempre, digna de un aumento de sueldo no sé si en forma de bebida o de analgésicos, que el jefe decida.

Francisco Concepción dijo...

Enhorabuena por este tipo de encuentros y debates.
Que perduren.