martes, 2 de mayo de 2017

Un poema: En El Comercial




El Comercial

También sucede en este
calmo refugio, en esta
cafetería love
de la ciudad que ignora

entre papeles,
junto al alto cristal,
por un instante
ciertos y uno
mi ayer y yo, desalojados
de tropeles sombríos,
de las gentes,
del afán con que cruzan
yo sé que hacia la nada, veo
en las líneas que escribe
la vida que no supe

la que demando aún
para que expulse el frío
y la duda de dentro de mi boca

aquella que
jamás creció sobre los años
en los que fui deseo,
cuerpo a tientas

la que tardía-
mente espero
la ocasión en que pase
tras un cristal, 
                             y se detenga,
y buscándome mire.

2 comentarios:

JOSÉ LUIS MORANTE dijo...

Al cabo, querido Paco, el poema no es más que un dibujo en el cristal, una sombra que pasa con su rumor de vida. Siempre una alegría volver a tu blog y a tu poesía. Abrazos.

fcaro dijo...

Gracias José Luis, en eso estamos, en descifrar las sombras y saber si nos buscan. Poco más se espera de nosotros en la caverna que habitamos, poco más nos nos es posible aprehender.